Mensaje de la Pizarra de Prashanti Nilayam del día 6 de agosto de 2023

229

La mente es un manojo de impresiones (vasanas). En verdad, la mente es la creación (jagat) misma; es todo el mundo para el individuo. Durante el sueño profundo, la mente no funciona, por lo que la creación es prácticamente inexistente para el individuo. La creación nace (o “entra en la conciencia”) y muere (o “desaparece de la conciencia”) según los poderes cognitivos de la mente. Por lo tanto, cuando la mente es destruida, el mundo también es destruido y uno es libre, uno es liberado, uno alcanza moksha. Quien logre controlar la conciencia (chitta) podrá tener una visión del Atma. La conciencia es el árbol, mientras que el “ego” es la semilla, el sentimiento del “yo”. Cuando la semilla del “yo” es desechada, todas las actividades de la conciencia también se desvanecen automáticamente. El aspirante espiritual comprometido en lograr estos resultados, tiene que estar siempre alerta. En cualquier momento, los sentidos pueden recuperar su dominio perdido y esclavizar al individuo. El aspirante podría perder mucho del terreno ya ganado. Esta es la razón por la cual los aspirantes espirituales son advertidos que se mantengan alejados de los apegos al mundo. Sathya Sai. Jnana Vahini, cap. 7.