Mensaje de la Pizarra de Prashanti Nilayam del día 6 de febrero de 2024

38

Refresquen sus corazones con regocijo; compartan el regocijo con los demás; adoren a Dios en esta encantadora forma. Cuando vean las cualidades necesarias para el seva, sabrán que es esencial un corazón puro, incontaminado por el engreimiento, la envidia, el odio o la competencia. También se requiere fe en Dios, como fuente de vitalidad, virtud y justicia. Seva es la adoración que ofrendan al Dios que hay en el corazón de cada uno. No le pregunten a qué país pertenece, de qué casta es ni qué credo profesa. Vean en esa persona a su forma favorita de Dios; de hecho, esa persona no es «otra». Es una imagen de Dios, tanto como lo son ustedes. No están ayudando a «alguna persona»; me están adorando a Mí en esa persona. Estoy ante ustedes en esa forma; por lo tanto, ¿dónde hay cabida para que el ego se manifieste en ustedes? El deber es Dios; el trabajo es adoración. Hasta el más diminuto trabajo es una flor colocada a los pies de Dios. Sathya Sai. (Discurso 4 de marzo de 1970)