Mensaje de la Pizarra de Prashanti Nilayam del día 7 de abril de 2023

318

En el momento de la crucifixión de Jesús, su madre, María, se acercó a él y empezó a llorar. Jesús la consoló diciéndole: «¿Por qué lloras, madre? El cuerpo es como una burbuja de agua. Deja que hagan lo que quieran con este cuerpo. Tú crees que estás personas están tratando de matarme. Yo no tengo muerte. Nadie puede matarme». María entonces le respondió: «¿No eres tú el hijo de este cuerpo?». Jesús respondió: «¡Por supuesto! Estoy relacionado contigo en el plano físico, como tu hijo. Sin embargo, ‘Yo soy Yo’ solamente. Todos son como hijos para mí. Todos son encarnaciones de la Divinidad». Así, habiendo pasado por todas las pruebas, Jesús alcanzó el más alto nivel de espiritualidad. Jesús no era meramente una forma humana. Él era, verdaderamente, la encarnación del Ser Divino. No obstante, algunas personas no pudieron darse cuenta de su divinidad. Incluso ahora solo algunas personas tienen fe en la Divinidad mientras que otras no. Algunos exaltan a la Divinidad, mientras que otros la critican. Todo depende de su fe. Si consideran que una piedra es Dios, automáticamente se convierte en Dios. -Sathya Sai. Discurso 26 de diciembre de 2007.