Mensaje de la Pizarra de Prashanti Nilayam del día 8 de julio de 2023

235

El prema de Swami (Amor Divino) no tiene rastro de egoísmo. Es absolutamente puro. Swami solo sabe dar, no recibir. La mano de Swami está alzada para otorgar, no extendida para pedir. Es más, una vez que Swami haya declarado, «Eres mío», cualesquiera sean los errores que alguien pueda cometer, Swami no lo abandonará. Se puede preguntar por qué alguien que haya sido aceptado por Swami con «eres mío», debería estar sujeto a dificultades y problemas. Estos problemas son las consecuencias de su propio karma. Tienen que procurar que su conducta sea correcta. Suponiendo que, el Señor bendice a un hombre con cien años de vida, este no debe hincharse de orgullo y empezar a saltar desde un árbol confiando en que vivirá durante un siglo. Puede que viva cien años, pero puede que se rompa la pierna al caer. Cuando aceptamos la bendición de Dios, también debemos esforzarnos por llevar una vida correcta. Sathya Sai. (Discurso, 13 de julio de 1984).