Mensaje del dia 14-02-2019

141
download (1)
download (1)

Tal vez ustedes tengan un automóvil, y sin pensarlo dos veces confíen todos los días el auto, a ustedes mismos y la familia, a la habilidad y presencia de ánimo del chofer. Sin embargo, cuando se les aconseja que confíen sus asuntos al Señor, vacilan, y declinan entregarse al poder divino (Mahashakti), movidos por el poder de la ilusión (Mayashakti). Preocúpense a toda costa del éxito o el fracaso en lograr el verdadero propósito de su vida. Anhelen, anhelen, anhelen intensamente, y el éxito será suyo. Recuerden: con toda certeza ganarán; es por eso que han oído el llamado interior y han respondido viniendo a Mí. ¿Qué otra tarea tengo Yo, aparte de derramar gracia? Trátenme no como a alguien lejano, sino como alguien muy cercano a ustedes. Insistan, demanden, reclamen de Mí la gracia; no se limiten a alabar, elogiar y rebajarse. Tráiganme su corazón, y gánense Mi corazón. Ninguno de ustedes es un extraño para Mí. Tráiganme su promesa, y Yo les daré mi promesa. Pero antes, cerciórense de que su promesa sea genuina y sincera, y su corazón sea puro; eso es suficiente. (Discurso Divino, 10 de octubre de 1961)