Mensaje de la pizarra de Prashanti Nilayam del día 23 de febrero de 2020

113

La senda de la entrega es como la del gatito (marjala kishora nyaya), que simplemente maúlla en un sitio, colocando todas sus cargas en su madre gata. Similarmente, el devoto coloca la total confianza en Dios. La gata sostiene al cachorro en su boca y lo transporta seguro a través de pasajes incluso angostos. Cuando el devoto entrega todo el peso al Señor, sin miedo o preocupación, y se entrega completamente a Su voluntad, Él ciertamente le proveerá todo. Lakshmana es el testigo de esta senda. Para servir a Rama, Lakshmana renunció a todos los obstáculos de su camino: riqueza, esposa, madre, hogar e incluso el sueño y la comida durante catorce años enteros. Él sentía que Rama era su todo, su felicidad y gozo, y Rama mismo le otorgaría todo lo que necesitaba. El propósito de su vida era solo seguir a Rama, servirLo, y en tregarLe su propia voluntad. Esta es la característica de la auto- entrega completa. Esta disciplina de entrega (prapatti) es muy superior a la de la devocón (bhakti). Prema Vahini, C 51. Versión en inglés.