Mensaje de la Pizarra de Prashanti Nilayam del día 26 de diciembre de 2023

104

¡Encarnaciones del amor! La naturaleza confiere, así como el calor y el frío, alegría y pena. En una estación, el frío es muy bienvenido como una fuente de confort. En otra estación, el calor es igualmente bienvenido. Ambos reconfortan al hombre cuando lo necesita. Por lo tanto, el calor y el frío deben ser bienvenidos por el hombre. Ambos contribuyen al confort y el contento del hombre. El tiempo, el espacio y la circunstancia deciden su utilidad y su valor. Esta actitud de aceptar a los hechos ineludibles es proclamada y elogiada en el Gita como la serenidad y la ecuanimidad. Samatwam Yogam uchyate, dice el Gita. La ecuanimidad, la firmeza: a esto se le llama yoga. La felicidad y las penurias, el éxito y el fracaso, los obstáculos y las obstrucciones, la calumnia y la denigración, el elogio y la crítica, todos están entrelazados; nunca se los puede experimentar aislados. Sin embargo, el hombre se siente exaltado por la ganancia y deprimido por la pérdida. Cuando es elogiado, se siente exaltado; cuando es denigrado, languidece. Pero el hombre tiene que tener presente que estos son solo fenómenos como el calor y el frío. Esta es la receta para tener paz mental y serenidad social. 
-Sathya Sai (Discurso, 25 de diciembre de 1982)