Mensaje de la Pizarra de Prashanti Nilayam del día 3 de septiembre de 2023

199

¿Cómo puede el hombre volverse “querido” para Dios? El Gita enfatiza dos requisitos: estar siempre contento («Samtushtah Satatam») y con firme resolución («Dhruda nischayah»). Debe estar siempre contento y alegre, sin importarle las cambiantes mareas de la fortuna. Esto no debe ser una pose, una fase pasajera, una exhibición artificial y superficial. “Tushti” tiene el prefijo “sam”, lo que indica que el contento debe estar profundamente enraizado en el corazón y manifestarse a través de cada pensamiento y acción. Otro término para contento es “trupti”; la forma omnipresente e inmutable de “trupti” se indica con el prefijo “sam” (sam-trupti). “Samtushti” llena el corazón de deleite divino; marca una etapa de desapego del mundo, porque el mundo hace que el hombre oscile del dolor al placer y viceversa. Por lo tanto, el devoto debe desistir de intentar obtener alegría o evitar el dolor. No debe verse afectado por los altibajos. ¡El éxito no debe incrementar su ego, ni la derrota sumirle en el abatimiento! Los honores no deben hacerle perder la cabeza, ni el deshonor desanimarlo. La ecuanimidad y la serenidad son las señales de “Samtushti”. Un devoto recibe agradecido cualquier cosa que le suceda como siendo dada por la Voluntad Divina, a la cual él ha entregado su propia voluntad. – Sathya Sai. Discurso, 2 de agosto de 1986.